10 junio 2008

Planeando la Jubilación 1

La fase de acumulación

La jubilación es una de las preocupaciones más grandes de las personas. Sin embargo pocos personas, mas allá de los fondos que aportan de manera obligada, tienen un plan comprensivo para alcanzar sus metas. Una buena estrategia y un buen plan de asignación de bienes puede ayudarlo, pero la mejor estrategia posible es solo palabras si no se es disciplinado a la hora de implementarla. Las personas son las que tienen que hacer los depósitos que sus planes de ahorro o inversión requieren y mantenerse disciplinados aún en los momentos más difíciles.

Un retiro seguro requiere mucho capital. Con retiros tempranos y expectativas de vida más largas, los jubilados pasaran más años retirados que lo que pasaron trabajando. La mayoría de las parejas deberían planear pensando que uno de ello sobrevivirá a la edad de 90 años. Se puede decir que el retiro es realmente un tercio de la vida sin salario, por eso nunca mucho será demasiado.


La mayoría de la gente encuentra que necesitan por lo menos 70% a 100% de sus ingresos al momento de jubilarse para vivir cómodamente.

Aparte hoy muy pocos retirados piensan quedarse en casa y ver televisión todo el día. Ahora son más joviales, y saludables y esperan vivir vidas más largas que las de generaciones pasadas. Muchos esperan, después de trabajar toda una vida, poder tener mas libertad y realizar cosas que les interesen mas, como viajar, tener un pasatiempo o participar en actividades extracurriculares.

Muchos planificadores financieros que trabajan con retirados encuentran que sus clientes gastan más durante los 60 y 70 años que cuando estaban trabajando. Los gastos en esparcimiento disminuyen cuando llegan a los 80 años, pero los gastos de salud suben sus necesidades de ingresos otra vez.

Para averiguar cuanto capital es necesario para retirarse, la regla más común utilizada es que los inversionistas deben de planear sacar no más de un 5% a 6% de su capital acumulado cada año. Esta cantidad permite sostener los ingresos y también deja que sus bienes crezcan en base a la renta esperada. Por cada dólar de ingreso necesario sobre los ingresos de pensión, necesitará por lo menos un capital acumulado de U$D 16 a U$D 20. Por ejemplo, si usted necesitara U$D 10,000 al año de ingresos de sus inversiones para su jubilación, debería de comenzar con U$D 160,000 a U$D 200,000 de capital.

El éxito en la fase de acumulación esta directamente relacionado a tres variables:

1 - Comenzar temprano
2 - Invertir lo suficiente
3 - Alcanzar tazas de interés razonables.

La aritmética es elemental. La relación entre el tiempo, la cantidad invertida, la tasa de interés, y los resultados son conocidos por todos.

La realidad es que el éxito requiere disciplina, y se le debe dar al plan de retiro alta prioridad lo mas temprano posible. Los intereses compuestos recompensan a aquellos que empiezan temprano. El retraso en el momento de tomar la decisión puede hacer su meta imposible de alcanzar o mucho más costosa.

La tasa de interés obtenida es otro de los factores importante a tener en cuenta, ya que no obtener una tasa de interés alta dificulta las cosas aún más. Alcanzar la misma meta requiere mayores ahorros si por ejemplo, el rendimiento de la cartera es 8% y no 10%.

Entre más largo sea el tiempo para la jubilación, más agresivo se debe de ser con el dinero invertido (excluyendo lo que hay que guardar para cualquier emergencia o necesidad). Porque si no se va a gastar el dinero en los próximos años, uno no debería preocuparse por las fluctuaciones de precio de los activos a corto plazo.

Paradójicamente no tomar suficiente riesgo en una inversión puede una baja renta a futuro. El riesgo disminuye sobre el tiempo de la inversión. Aunque parezca raro, a largo plazo los bienes más riesgosos tienen la mejor probabilidad de éxito. El largo plazo del S&P 500, hablando de por lo menos 40 años, a tenido un rendimiento promedio de 12.97%, y a demostrado una desviación estándar de 16.28%. Esto nos da un 90% de ganar un 8.13% como mínimo. En comparación, un bono del tesoro de un año tiene un rendimiento de 7.98% con una desviación estándar de 3.36%. Estamos 90% seguros que recibiremos un rendimiento de no más de 8.72%, por lo tanto, el peor calculo de acciones es casi mejor que el mejor calculo de bonos.

Los bonos y otras alternativas de ahorro no ofrecen los suficientes rendimientos para alcanzar las necesidades económicas en el futuro. Una cartera con 100% de equities lleno de inversiones de alto riesgo como small-cap, foreign small-cap, emerging-market, y growth funds tienen la mejor probabilidad de éxito a largo plazo. Por eso la edad a la cual se comienza es muy importante.

La experiencia a demostrado que una persona que ahorra entre un 20% a un 25% de sus ingresos durante su vida activa puede alcanzar seguridad económica. Los intereses compuestos, deferidos en impuestos, hacen el proceso más eficiente y menos doloroso.

Siempre hay que considerar las alternativas mas adecuadas, ya que fracasar al no alcanzar las metas económicas en el plan de ahorro resultar una jubilación atrasada o en drásticos cortes en su estilo de vida futuro. Tenga en cuenta que pocos inversionistas se lamentan de haber tenido demasiado dinero cuando llegan a retirarse!

1 comentario:

La DobleM del motor. dijo...

tienes un blog muy interesante me ha encantado poder visitarlo sigue asi,te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog