20 marzo 2009

Locura Masiva

Mientras atravesamos la crisis financiera actual y vemos como todo instrumento y activo financiero esta bajo presión -a excepción del bono del tesoro norteamericano-, no podemos dejar de pensar en todas las crisis que vivió la sociedad moderna hasta el momento.

¿Cómo puede ser posible que un mundo cada vez mas sofisticado no haya aprendido nada desde la primera crisis moderna, la crisis de los tulipanes holandeses en 1630?

Mirando en retrospectiva cada una de aquellas crisis, hoy éstas parecen muy predecibles. Aquellas crisis, al igual que esta última, estuvieron precedidas por años de excesos especulativos, por innovaciones financieras que se salieron de control –o que no se quisieron controlar- y por subas espectaculares de activos que hoy parecen increíblemente irreales.

Algún día seguramente veremos en los libros de historia lo inevitable que era esta crisis debido a la alta especulación financiera que provocó la suba en el precio de los activos inmobiliarios, y parecerá tan absurdamente obvia a generaciones futuras como a nosotros nos parece la crisis de
South Sea.

Pero a pesar de la historia y a pesar que desde hace por lo menos 3 años ya algunos analistas preveían que los precios de los inmuebles estaban inflados volvemos a caer en otra crisis financiera derivada de una burbuja ¿Por qué la mayoría de las personas, analistas y autoridades no les prestaron atención?, ¿Acaso no hemos aprendido nada de la historia?.

La ciencia, según varios científicos, es una disciplina que crece acumulativamente. El conocimiento previo no se hace a un lado, se utiliza como cimiento para continuar aprendiendo. Sin embargo parecería que en las finanzas esto no es tan así.

En el manejo del dinero, varios estudios de la economía conductista, también comprobaron que no solo es la parte analítica del cerebro la que se encarga del dinero, sino que también hay una parte instintiva y emocional que influye de manera notoria en la toma de las decisiones. El proceso financiero es cíclico, por lo tanto algunas personas aprenden de sus experiencias pasada –y/o ancestrales-, mientras que otras siguen cometiendo los mismos errores. Lo mas notable de esto es que, no solo les ocurre a los pequeños inversionistas, sino que también les ocurre a los grandes banqueros de inversión –quizás sesgados por sus altos bonos de fin de año-.

Con respecto al riesgo, otros estudios dicen que cuando los tiempos son buenos, la percepción del riesgo se reduce. Por lo tanto cuando se estaba en medio de la burbuja inmobiliaria, era difícil no creer que el precio de estos activos iban a subir constantemente, aun cuando la parte analítica del cerebro decía que esto no podía suceder infinitamente. La euforia se apodera de los inversores imaginando que esto nunca va a concluir. En Argentina vivimos algo parecido en Marzo del 2008 con el precio de la Soja, en donde se pensaba que el precio seguiría en U$D 600 la tonelada infinitamente.

De igual manera, cuando los tiempos son malos, el miedo y la aversión al riesgo se apoderan de los inversores que no ven ni siquiera un minúsculo signo de reversión y esperanza. Esto hace tomar decisiones de protección mas allá de lo convencional, ocasionando una corrida hacia la baja que no termina beneficiando a nadie.

La historia, como vimos, la mayoría de las veces no ayuda a mejorar las decisiones de inversión. Los impulsos humanos, sumados a la codicia y el miedo, hacen que los inversores
sigan a la multitud pensando que esta vez será diferente, que un nuevo orden económico se esta por formar y que esto durará para siempre, en lugar de comprender que nunca lo es y que siempre indefectiblemente, comentemos los mismos errores.

9 comentarios:

Tincho dijo...

El humano es el único animal que tropieza mas de una vez con la misma piedra.

Anónimo dijo...

No sé quién fue que dijo que lo único que se aprende al estudiar historia es que los hombres no aprenden de la historia....
Casiopea

Anónimo dijo...

La historia da la experiecia para quienes la releen o bien la aprendieron en la práctica generacionalmente . Pero las debacles se originan porque se mezclan muchos individuos (audaces, no tanto, con y sin experiencia ,etc. )tomando posiciones con comportamientos analíticos y emocionales. De todo ese merengue (y el momento político que regula el momento ) resultan los ciclos de bonanza o decaimiento "relativo " hasta un nuevo punto de equilibrio.

Anónimo dijo...

Anónimo, las debacles también ocurren porque se generaliza la idea de "esta es diferente". Cuando lo de las dotcom, que fue una burbuja más clásica y con menos implicancias para toda la economía que la crediticia/inmobiliaria que estamos sufriendo, la gente argumentaba que había cambiado totalmente el paradigma económico. Esa idea te permite no hacer ningún caso de los "cables a tierra" que tiene que tener toda actividad económica, y ayuda bastante a esa percepción que por un tiempo realmente parece como que esos cables a tierra ya no tienen razón de ser y todo el mundo gana plata. Casiopea

Jorge dijo...

No me parece que el hombre no aprenda de la historia. Creo que aprende y bastante bien. Nuestra caracteristica de pensar que somos unicos e irrepetibles. Nos lleva a creer que somos capaces hacer nuestra propia historia. Mi madre sobre su maquina de escribr tenia dibujada una lapida que decia "En recuerdo de todos aquellos que pensaban, que los accidenteds les suceden solamente a los demas"

Es claro que en la historia, hubo y habra tantas burbujas financieras. Pero es tambien claro que en el camino se enrriquezieron tantos. Despues si por el gusto de seguir jugando perdieron, no fue por no conocer la historia. Fue la atraccion por el juego.

El asumir riezgo, se transforma en virtud, si las cosas salen bien. En inconsciente si sale mal. Lo que generalmente poco se evalua es la calidad del riezgo asumido.

En estos dias con algunos empresarios amigos discutiamos, sobre una empresa siempre un nuestro sector que hara una inversion de € 800.000, en una iniziativa publicitaria de solo 4 dias. Es una empresa, que normalmente se lo podria permitir, pero actualmente se encuentra en serias dificultades economicas. Algunos aprecian el coraje, (en estos tiempos) Lo que no se evalua es que si aun fuera un suceso total. Los resultados los obtendria en el largo periodo. Cuando en vez las dificultades economicas las tiene a medio termine.

La historia nos deja grandes enseñanzas, el problema es que somos de memoria corta, y siempre pensamos de poder cambiarla. Nuestra dificultad esta en pensar que existan eventos irrepetibles, y lo que es peor no aceptamos la posibilidad de eventos inimaginables.

Es como quando sucede un acccidente en autopista, por los proximos 50 Km manejamos despacio, luego nos olvidamos. Todas las situaciones post traumaticas se curan con el tiempo. Y asi sucede con la historia, la finanza, etc.

Anónimo dijo...

Las burbujas van a existir siempre porque son producto de una característica de la naturaleza humana: la codicia que se hace irremediablemente desmedida cuando no se siente limitada por leyes o por datos de la realidad. Eso les pasa a todos, capitalistas y comunistas, chavistas y bushistas.
Ahora, eso no quiere decir que todas las burbujas tengan que tener resultados tan catastróficos como los que estamos viviendo. Eso quiere decir que falló algo más que la naturaleza humana, que siempre falla (para eso existen las leyes, los jueces y las cárceles). Fallaron todos los controles legales (llámese SEC o Banco Central), fallaron los controles regulatorios y legislativos, fallaron los banqueros, fallaron el FBI y la policía que tienen a su cargo la investigación de fraudes financieros, fallaron los ciudadanos comunes y los empresarios, y especialmente fallaron casi todos los medios, aunque no todos. ¿Por qué fallaron todos? Porque cuando la burbuja involucra un bien que tiene el 70% de la población, entonces a todo el mundo le conviene que siga inflándose. Y cuando a todo el mundo le conviene que algo siga como está, es mucho más fácil desdeñar objeciones de sentido común como: ¿qué tiene de bueno que las propiedades aumenten tanto de precio? ¿cómo van a hacer los jóvenes para acceder a una propiedad? ¿a quién le conviene que la gente se endeude hasta el cuello? Pero, no hay droga más adictiva que la idea de la riqueza ilimitada, y afecta a gobernantes, jueces y ciudadanos por igual. Casiopea

Anónimo dijo...

Jorge: muy bueno el ejemplo del accidente en la autopista. Mirá, yo no sé cuantos kilómetros habré hecho luego de la crisis argentina del 2001, pero te puedo asegurar que la “cicatriz psicológica” de ese momento la tengo, y determina bastante la forma en la que ahorro, consumo, tomo decisiones, dudo al momento de patear un trabajo, y demás; 8 años después.

De paso les cuento algo relacionado: recuerdo que en aquellas épocas, cuando me encontraba con una persona cercana a los 90 años, le preguntaba ¿hubo alguna crisis como ésta? Y todos me respondían rápidamente: “la del 30 fue peor, y eso que estábamos en Argentina”, 70 años después.

No sé cual será definitivamente la magnitud de las cicatrices que deje esta crisis, pero me parece que hay mucha gente que perdió la casa, que tuvo o tiene miedo de perderla, que la hecharon del laburo o que temió perderlo, que ve a su empresa al borde de no poder pagar, etc, etc, etc, y sus posteriores consecuencias emocionales; y todo eso, sin dudas, modificará varios hábitos. A medida que pasan los días, esas heridas se van haciendo más profundas… y los días siguen pasando…

Y también creo que subyace, erróneamente, la idea en empresas, organizaciones, mercados y gobiernos, de que al reactivarse y fluir cómodamente el crédito, la demanda volverá a consumir a niveles cercanos a los del pasado reciente (pre-crisis). Yo lo veo difícil a corto plazo. Si eso no ocurre y la demanda sigue planchada un tiempo más, y eso dependerá mucho de los cambios de hábitos que esta crisis genere y ya haya generado, lo peor aún podría no haberse visto.

JP.

Jorge dijo...

Si JP te entiendo muy bien. Las "cicatrices psicologicas" que dejan las crisis son destinadas a durar en el tiempo y algunas resultan indelebles. Sean crisis economicas o de otro tipo.

Y te cambian el comportamiento. Es como se suele decir "el que se quema con leche, ve una vaca y escapa"

GB dijo...

Les dejo un link en donde se compara la crisis de los 30 con la actual.
http://money.cnn.com/news/storysupplement/economy/recession_depression/