14 agosto 2009

Las Cuatro G

Veremos hoy a lo que André Kostolany llamó las cuatro G. Según este experto en inversiones los poseedores de valores se dividen en “duros”, que son aquellos que “vencen” y los “blandos”, que son los que forman el bando de los perdedores.

Según dice, lo que caracteriza a los “duros” y que es lo que los lleva al triunfo es que poseen las cuatro “G”, cuatro palabras alemanas que empiezan por G (Kostolany, de origen húngaro, escribió sus libros en alemán). Estas cuatro “G” son: Gedanken (ideas), Genduld (paciencia), Geld (dinero) y Glück (suerte).

- Gedanken (ideas).

Para él tener ideas significa que la persona en cuestión sabe actuar de manera cerebral, acertada o equivocadamente, pero utilizando la mente de modo reflexivo y conceptual.


No toma a las ideas como un conjunto de ideas preconcebidas sobre el mercado, sino como una actitud mental. Si se posee esta actitud mental, las ideas concretas irán viniendo, unas más acertadas y otras menos, pero la correcta actitud mental irá filtrando las más adecuadas a la propia manera de operar a medida que se ajuste el procedimiento, aunque al principio se generen pérdidas.

Un buen asesoramiento, a través de la lectura y el testimonio de pares, ayuda y acorta el proceso de aprendizaje, pero no lo va a sustituir. La practica en base a lo pensado hace la experiencia.

Los “duros”, a pesar de tener diferentes formas de operar y de tener diferentes ideologías sobre la bolsa y de los objetivos de rentabilidad/riesgo, tienen como factor común esta actitud mental subyacente de las ideas. Esto los hace diferentes.

- Genduld (paciencia):

Unos nervios suficientemente templados como para no reaccionar con exagerada excitación ante cualquier acontecimiento de menor importancia caracteriza a los “duros”.

Estos hacen alarde de su paciencia y de no echar inmediatamente la soga al caldero cuando el papel que se ha comprado a 100 retrocede a 80 y su conservación parece quemar en las manos. Ya lo dice Buffett,
comprar valor, no precio.

Él considera a la paciencia en un sentido amplio, como la capacidad de autocontrol emocional frente al “ruido” del mercado y como la capacidad de encajar reveses y frustraciones manteniéndose firme.

Uno de los típicos mitos sobre los mercados es que la paciencia necesaria está en función del horizonte de la inversión. En realidad, el oficio de especulador profesional en el muy corto plazo es durísimo y necesita de una paciencia mas arraigada, en el amplio sentido de la palabra! En cambio un participante con horizonte más amplio y operatoria más relajada, no deberia preocuparse mucho de esto –de los vaivenes del mercado- ya que la paciencia es parte del proceso de selección y creacion de la riqueza.

- Geld (dinero).

El considera “dinero” en realidad a la gestión del dinero y del riesgo, porque dice que sin una correcta gestión del dinero, se corre el riesgo de sufrir la expulsión del mercado por bancarrota antes de que triunfen las ideas sostenidas por la paciencia. No basta el “espíritu” (paciencia), también es necesaria la “materia” (dinero).

Por ejemplo, él entiende que cuando un pequeño inversor que posee USD 10.000 compra papel por USD 6.000, este tiene “dinero”, en cambio cuando se posee USD 1.000.000 y se compra por valor de USD 30.000.000, y se debe 20.000.000, entonces ahí no se tiene “dinero”

Incluso sin llegar a la bancarrota, hay que comprender que si se pierde el 50% del patrimonio, se necesita ganar un 100% simplemente para estar como al principio, y en realidad no se estará como al principio porque probablemente habrá transcurrido bastante tiempo, tiempo en el que se podria haber ganado dinero con activos sin riesgo.

La diversificación en todas sus facetas, el ir asumiendo riesgos poco a poco, y el evitar el apalancamiento son reglas básicas para sobrevivir al principio, y sobrevivir es un paso previo necesario para luego triunfar. Volviendo a
Buffett, este también dice que la primer regla es no perder dinero, y que la segunda, es no olvidarse de la primera!

- Glück (Suerte)

La “suerte” no depende de nosotros, pero eso no quiere decir que no sea importante.

Los defensores del
mercado eficiente dicen que la “suerte” puede ser la responsable en un 99% del éxito de las pocas personas que han superado los índices bursátiles (Malkiel).

Quizas resulta una afirmación excesiva, pero aún es más excesiva la pretensión de que
nuestros éxitos se deben únicamente a nuestros méritos. En una actividad regida por la incertidumbre y por las verdades estadísticas inestables y con fecha de caducidad, siempre se necesitara contar con la “suerte”.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces, recapitulemos:

1. Usá las neuronas
2. No seas atolondrado.
3. Los mercados pueden permanecer irracionales más tiempo del que uno puede permanecer solvente (alguien dijo eso pero no me acuerdo quién).
4. Si tenés todas las virtudes mencionadas arriba, realmente sos un tipo afortunado.

Creo que es muy poca la gente que combina todas estas cualidades. En cualquier orden de la vida, no sólo en las finanzas (también las tiene un buen técnico de fútbol) son un don especial. Y además hay que saber usarlas. Y puede ser que alguien las tenga por un tiempo y después las pierda por eso de la soberbia humana que te hace pensar que algo que fue en realidad una combinación de factores complicadísima es mérito tuyo y sólo tuyo. Es difícil la cosa...
Casiopea

Jorge dijo...

Muy buena traduccion Casiopea !!

Yo agregaria, y si sos muy afortunado, lo demas no importa.

Bull Spread dijo...

Clarísimo!

Jorge, no se? la suerte se puede terminar. Podes ganar la lotería y perder todo muy rápido sino sabes bien que hacer.

Anónimo dijo...

La suerte es un factor imponderable e impredecible, porque se puede comportar hoy de una manera y mañana de otra sin deberle explicaciones a nadie. Creo que un buen inversor siempre tiene en cuenta que se puede volver en contra. Casiopea.

Pequeña capitalista dijo...

La segunda es la más importante en épocas de crisis, creo. Todo regresa a su lugar

Anónimo dijo...

Bullspread, hace un tiempito me preguntabas sobre la situación del crédito en EEUU. Acá hay un artículo interesante sobre las tarjetas de crédito

http://www.suntimes.com/business/savage/1719592,terry-savage-credit-debt-081709.savagearticle

Otro ladrillo en la pared para el consumidor de EEUU que sostenía el 70% de la economía de EEUU y una buena porción de la economía mundial. A pesar de las "buenas noticias" que quieren embutirnos, en la calle no se ve a la gente gastando plata y siguen los despidos. Entonces, la misma gente que se encuentra sin trabajo también se encuentra con menos crédito. Mal cóctel. Casiopea.

Anónimo dijo...

Lindo artículo para tener en cuenta!
Sólo me gustaría agregar que "paciencia" en alemán es "Geduld", sin n.