29 julio 2010

50 cuotas – Otra opción.

Leímos una interesante nota en IProfesional con una alternativa para poder ahorrar en dólares y al mismo tiempo aprovechar las famosas 50 cuotas.

Él artículo comenta que al mismo tiempo se puede consumir y ahorrar en dólares, aprovechando la licuación de las cuotas en ($) pesos fijas, suponiendo una suba salarial de los años venideros y una suba en la cotización del dólar en menor medida.

No es mala la idea, suponiendo que este escenario continúe, que la inflación y la suba del salario siga siendo mayor a la suba de dólar.

Como cita el ejemplo, en ves de pagar un artículo el mismo precio al contado o pagarlo en cuotas fijas en ($) pesos, es evidente que conviene pagarlo en cuotas y con el resto del dinero comprar dólares. Se ahorra (invierte en dólares) y se consume al mismo tiempo.

¿Cuál son los problemas?

El primero es el tipo de artículos que se venden bajo esta modalidad, lo vimos en el post anterior. Generalmente el tipo de artículos que se venden de esta manera no son artículos de primera necesitad, son artículos con una demanda elástica, por eso necesitan este tipo de empujoncito.

Esto hace evidente que la mayoría de las veces este tipo de artículos o servicios no se necesitan y como tratamos de explicar en el blog, la libertad financiera se consigue comprando justamente la menor cantidad de estos artículos que tan fácilmente nos tratan de vender.

El segundo problema es el escenario económico en el cual se plantea este “negocio” ¿por cuánto tiempo la suba de salarios será mayor a la suba del dólar?. El gobierno hará todo lo posible para que esto continúe hasta las próximas elecciones. ¿Pero después?

Por eso el consejo es aprovechar esto, pero solo para los productos o servicios que realmente se necesiten, porque después se podrían tener algunos problemas.

14 comentarios:

Eduardo dijo...

La idea del marketing en vender lo que uno no necesita pero cuando esto incluye algún aspecto financiero la propuesta te hace sentir un pollo zapateando en la parilla, entonces por esta razón no hay que ser impulsivo es mejor pensar y tal vez sacarle provecho o ventaja de otra manera.

Compra a cuotas y con el resto del dinero ahorrarlo en dólares con la esperanza de que los salarios continúen aumentando en esa divisa a simple vista la idea es buena pero hay ver cuanto de esa cuota me restringe la capacidad de ahorro de mi salario en una oportunidad histórica como la actual. Tal vez habrá que evaluar si una mayor liquidez futura frente a una crisis o ajuste de las variables económicas de la Argentina sean mejor oportunidad de compra.

Bull Spread dijo...

Ahí está la cuestión Eduardo. Cada uno decide.

Anónimo dijo...

Ser rico no es tener mucho sino necesitar poco. Me parece una buena opción si el bien que se compra es necesario, como una heladera o un lavarropas. Llegado el caso, se puede cancelar toda la deuda con parte del ahorro conseguido. Ser libre es no tener deudas, o solamente deudas que se pueden pagar sin empeñar la vida. Casiopea.

Anónimo dijo...

Bull:le cambiaste la cara al blog, pero no la esencia...un gusto seguir leyèndolos (tambièn a Casiopea y Edu) Gracias

Eduardo dijo...

Exacto Casiopea, esa es la idea en que se basa el apalancamiento sustentable de una inversión.

Anónimo dijo...

Bull, apalancamiento + sustentabilidad = cuentas sanas (sacando catástrofes). Algunos gobiernos europeos harían bien en volver a lo básico. Casiopea.

Anónimo dijo...

Otra cosa, atención a lo que dice Eduardo. Si se puede postergar la compra porque no es algo necesario, entonces conviene aguantarse las ganas de consumir hasta que bajen los precios. Acá en EEUU estoy viendo oportunidades nunca vistas para viajes, bienes de consumo como autos y electrodomésticos, etc., pero ya llevamos dos años de crisis. En el mercado de las propiedades todavía hay espacio para que sigan bajando en las franjas altas, pero en las zonas periféricas se puede comprar algo por 60% menos de lo que costaba en el 2007 o 2008. Las Vegas es una ciudad "embargada". Un inversionista con buen ojo y mucho efectivo (que los hay) puede hacer un buen negocio a futuro si elige bien y no paga de más (y si tiene para bancarse un par de años más de recesión). Casiopea.

Anónimo dijo...

Fuera de tema. Embargos en EEUU.

http://www.usatoday.com/money/economy/housing/2010-07-29-foreclosures29_ST_N.htm

Casiopea

Bull Spread dijo...

Tanpoco olvidemos, como bien dijeron, que las deudas no son siempre malas. Lo que sí, hay que saber utilizarlas.

Juan TI dijo...

Es el ABC CONTABLE
CON INFLACION :
-pasivos monetarios generan ganancias
-activos monetarios generan perdidas

compras: en pesos a plazo
ventas : en dolares contado
ahorro : activos no monetarios (como inmubles, stock mercaderias, divisas)

ahora mi pregunta es ¿donde está el negocio de las tarjetas de credito? de donde obtiene sus ganancias.

Juan TI dijo...

Deuda para Cancelar Deuda esa era la respuesta la encontre en otro de tus posteos.
Increible, los consumidores se administran como una empresa de esquema piramidal.

saludos

Bull Spread dijo...

Juan TI, según estimo, con las refinanciaciones en mayor medida, ya que la mayoría despues paga el minimo y refinancia el resto.

Eduardo dijo...

Los costos e intereses de refinanciar deuda mediante tarjeta de crédito son usurarios y no hay inversión simple que de retornos parecidos a lo que te sacan, ni siquiera iguales.
Lo que puede empujar tal apalancamiento es estar en la lona, aunque he visto con asombro en los supermercados como mucha gente paga en cuotas los alimentos; eso es una clara señal que la capacidad de ahorro en la media de los argentinos prácticamente desapareció.

Anónimo dijo...

Pagar deuda con más deuda es lo que hicieron los consumidores yanquis y así les fue. Llegado un punto, la única solución es la bancarrota. Personalmente, considero que la tarjeta de crédito es un préstamo sin interés de un mes. Es decir, hay que pagar el saldo completo todos los meses salvo emergencias. Me tienen catalogada como pésima clienta. Casiopea.