16 agosto 2010

Menos Cosas, Mas Felicidad!

Nos han pasado un excelente artículo del NY Times escrito por Stephanie Rosenbloom sobre una nueva rama de la economía de comportamiento, que estudia en este caso la relación entre el consumo y la felicidad, y como la vieja receta de que el que más tiene es más feliz, está comenzando a presentar algunas grietas.

Solo vamos a escribir un resumen del articulo de lo que para nosotros es lo más importante.

- Bajo la idea incorrecta que uno es feliz cuanto más cosas tiene, algo habíamos hablado acá sobre esto ya, la nueva rama dice que al tener menos cosas, se tienen menos deudas y menos gastos, y que al tener menos deudas, uno puede trabajar menos y por ende, dedicar mas tiempo a lo que uno realmente le gusta.

- Estudios sobre consumo y felicidad indican que la gente es más feliz cuando gasta dinero en experiencias que cuando lo hace en objetos materiales, cuando disfruta lo que planea mucho antes de comprarlo y cuando deja de tratar de superar a sus vecinos (
algo que ya vimos acá).

- La eficiencia emocional del dinero, hoy evalúa como extraerle al dinero que tenemos, la mayor felicidad posible, en vez de pensar que necesitamos mas dinero para ser más felices.

- Los problemas financieros de los últimos años están mostrando que la gente está volviendo a las cosas simples de la vida, como la familia y el hogar.

- La gente se está dando cuenta que no necesita todos los bienes materiales que tiene, ya que es más placentero e interesante crear recuerdos nuevos.

- Las consultoras de marketing están trabajando en vincular a las personas con momentos en vez de vincularlos con objetos, porque la gente hoy no quiere perder la conexión con sus amigos, con su familia y con la experiencia que esto le representa.

- Hoy se prefiere gastar mas en ocio y en servicio para fortalecer los vínculos sociales, ya que estos a su vez, lo hacen a uno sentirse más feliz.

- Pagar por experiencias proporciona una felicidad más duradera, porque el recuerdo dura mas que cuando se compra un bien material.

- La felicidad provocada por la compra de bienes dura poco. Nos acostumbramos rápido. Pasa de ser novedad a algo habitual. Por eso para reducir esto, varios estudios recomiendan comprar muchas cosas pequeñas y más gratificantes, en ves de una grande. Lo mismo para las vacaciones. En lugar de tomarse 15 días juntos, es preferible varios fines de semana largos.

- “Las cosas que nos formaron para pensar que nos hacen felices, como tener una auto nuevo cada dos años y comprar lo que está de ultima moda, en realidad no nos da felicidad”

- “la única característica que tienen en común todas las personas que son felices es el hecho de tener relaciones fuertes”

- Se está llegando a la conclusión que la riqueza interfiere con la capacidad de la gente de disfrutar experiencias positivas

¿Qué piensan? ¿Es solo una moda pasajera producto de la crisis o una nueva rama del pensamiento “post consumismo”?

13 comentarios:

Lucas Delo dijo...

Interesantisimos los avances que se están teniendo en esta rama.

Personalmente creo que muchas de estas cosas caben mas en la sociedad de USA (donde el consumo es infernal) que en nuestros queridos países latinos.

Más alla de que aquí también la enfermadad del consumo es alta, no es nada comparada con lo que es en USA.

Aca el crédito no esta tan extendido como en USA, y los lazos sociales son muchísimo mas fuertes.

Igualmente creo que nos puede servir para darnos cuenta de como no necesitamos muchísimas de las cosas que compramos.

Anónimo dijo...

Es solo momentáneo bull, en cuanto comience a entrar la plata de vuelta, chau familia. La publicidad ya se va a encargar de esto. Martín

Anónimo dijo...

Buena Info,Bull.. Creo yo que uno es rico cuando se conforma con lo que tiene a su alcanze, y así de esa manera disfrutar de cada cosita siendo libre de cualquier atadura de deuda, que terminan carcomiendote los pensamientos, diran que soy pobre y de mente, pero como dice el refrán, quien me quita la libertad he independencia, y doy por obvio, siempre es más fructifero estar en paz, y calma con la familia de uno, es ahí donde uno debe de apostar todas sus energía, la plata va y viene, claro que si tenes el bolsillo lleno mejor, pero no me como el cuento que compras la felicidad, es dificil saberlo, ya que cada ser humano tiene su razón de ser...
Un abrazo Charol..

Bull Spread dijo...

Puede ser Lucas que acá el crédito no está tan extendido como en USA, pero eso no explica mucho. Acá la mayoría de los argentinos están muy endeudados y más ahora con las facilidades que hay con las cuotas y las tarjetas. Muchas veces el consumo desmedido solo sirve para tapar otras angustias.

Coincido Martín, para mí es solo una moda. Los argentinos del 2002/2003 después de la crisis eran unos, y hoy son otros. Tanto la publicidad como la mayoría de los programas de TV, películas y revistas nos quieren hacer creer que el que tiene mas es más feliz. Muchos compran este concepto.

Rico Charol, es aquel que menos necesita. Esa es la nueva definición de riqueza. Obvio que después cada uno tiene su umbral de riqueza. El tema es no desesperarse con conseguir todo el dinero posible, ni por aparentar mas de lo que uno tiene y llenarse de cosas para estar acompañado.

Eduardo dijo...

Duradero, pasajero o un cambio de actitud?. Coincido que es una adaptación del momento en que vivimos y aprovechada por los que quieren seguir haciendo negocios con el cambio de las necesidades.
El comportamiento global de las personas no cambiará, la semilla del poder, la codicia y la imbecilidad no morirán.

Bull Spread dijo...

Me parece que tenés razón Eduardo. Ya nos van a tratar de vender "experiencias milagrosas con la familia. Refuerce sus vínculos", pague en cómodas cuotas.

Anónimo dijo...

Yo esperaría bull. La crisis mundial no va a ser corta y eso influirá bastante en la desiciones de consumo de las familias. JP

Bull Spread dijo...

Puede ser. Pero es algo para pensar como el dinero puede cambiar la mentalidad/costumbres de las personas o hasta de las sociedades.

Anónimo dijo...

Personalmente, disfruto de hacer una buena compra que me dura muchos años y que todos los días me permite felicitarme por mi buena inversión. Yo pienso mucho antes de gatillar los morlacos, ya sea para un abrigo, un mueble o un electrodoméstico. Analizo la competencia, comparo productos, etc. Cuando veo que el bien dura, no se rompe, me sirve, me soluciona la vida durante mucho tiempo, me pongo contenta. Lo que no me da ninguna satisfacción es la compra impulsiva y porque sí, que es lo que hace mucha gente. Esas compras que van a dar a la bssura a los dos meses me amargan una barbaridad. Cuando tiro algo, me gusta que esté totalmente amortizado. Casiopea.

Anónimo dijo...

Bull, totalmente de acuerdo. Como los conumidores ya están abarrotado de cosas que no lo hacen feliz, ahora, producto del MKTG le venderan servicios en cómodas cuotas. Acá tambien me parece que está comenzando a ocurrir con los viajes en cuotas.

Algo que me sorprende por ejemplo es cuantos complejos de cabañas se han construido en los últimos 5/10 años en diversos puntos del país.

Y los precios me parecen que están absolutamente sobredimensionados (Ej: los nuevos balnearios del tipo mar de las pampas)en relación con lo que se ofrece, pero hoy para ser parte de la sociedad se impone que "tener un LCD de 42´" y cada tanto "hacer miniturismo" (un embole la mayoría)por alguno de estos lugares sino.

Saludos,
DG

Bull Spread dijo...

Comparto Casiopea, pero cada vez es más difícil encontrar buenos productos que duren. Aparte después la moda hace que casi todo a los dos años resulte "viejo" por mas que esté intacto. La industria del consumo está armada para que todo sea descartable lamentablemente.

DG, Siempre la idea es que la gente consuma lo máximo que pueda y que se endeude lo máximo que pueda. Así funciona la rueda. Queda en cada uno priorizar sus necesidades y separarse un poco de la moda, porque los grupos de pertenencia no te lo perdonan!

GB dijo...

Arranque en Febrero a buscar dpto para comprar para irme a vivir con mi futura mujer, tuvimos la suerte de poder comprar y ya tenemos casa propia de buena calidad. Pero vimos a lo largo de estos meses una cantidad de dptos que son un desastre y lo peor de todo es que la gente los compra (compran un producto muy malo), ya que dicen que es la mejor inversión (no estoy de acuerdo).

Anónimo dijo...

GB, la construcción mal hecha puede ser la peor inversión de tu vida. Lo que me alucina es que alguna gente NO se da cuenta, o quizá no le importa. Prefieren paredes de papel porque son "nuevas" sin darse cuenta de que tienen menos vida útil que una pared bien hecha de más de 40 años. Y encima pagan el premium por comprar algo nuevo. Ovejas al matadero. Casiopea.